ul. Św. Jana 32     16 677 00 79       Pn - Pt: 08:00 - 18:00
     
        ul. Św. Jana 32     16 677 00 79       Pn - Pt: 08:00 - 18:00
     

Cómo tratar el COVID-19 en 48 horas – Amantadina

Esquema de tratamiento COVID-19

A petición de muchos médicos y debido a la trágica situación epidémica tanto en Polonia como en todo el mundo, vuelvo a ofrecer mi método de tratamiento. Por la presente, hago constar que para proporcionar dicho esquema me he basado en lo que he visto y en mi propia experiencia personal. El esquema siempre puede ser analizado y cambiado, basado en la propia experiencia. Por favor, tenga en cuenta que soy el autor de este esquema. Este es mi proyecto, lo creé, lo analicé y lo desarrollé yo mismo.

ESTE ESQUEMA ESTÁ DIRIGIDO A LOS HOMBRES DE CIENCIA Y A LOS MÉDICOS SOLAMENTE! CADA PACIENTE DEBE ESTAR SIEMPRE BAJO LA SUPERVISIÓN DEL MÉDICO CUANDO ESTÉ EN EL PROCESO DE TRATAMIENTO!

Principios

La interacción constante con el paciente

El principio básico que sigo al comprometerme a tratar a un paciente que sufre de COVID-19 es que el médico debe estar en contacto constante con el paciente, y el paciente debe dar al médico un informe diario sobre su salud. No tengo en cuenta ningún otro escenario de tratamiento. COVID-19 es una enfermedad muy impredecible y peligrosa, que también resulta ser letal. Bajo ninguna circunstancia el paciente puede iniciar o interrumpir el tratamiento por sí mismo, sin consultarlo con el médico.

Lo mejor es intervenir cuanto antes.

Cuanto antes se administre el tratamiento, mejor es. Porque de esta manera reducimos el tiempo de impacto negativo del virus en el cuerpo, y aliviamos las complicaciones posteriores. Si sufrimos los síntomas específicos, podemos sospechar la infección por COVID-19 con una alta tasa de probabilidad. Mi opinión es que el tratamiento que implica el uso de clorhidrato de amantadina debe ser implementado sin esperar los resultados de las pruebas. La prueba debe realizarse independientemente del tratamiento. Si el resultado de la prueba es positivo y el paciente sufre los síntomas, el tratamiento debe aplicarse inmediatamente.

¿Quién está excluido del tratamiento?

Quedan estrictamente excluidos del tratamiento con amantadina los pacientes que sufren de arritmia grave, insuficiencia renal o enfermedades mentales.

Variantes de las dosis de clorhidrato de amantadina

Variante 1

A continuación se muestra una variante típica de la dosis de amantadina:

  • primera hora – dos dosis (200 mg)
  • dosis (100 mg) subsiguientes administradas cada 6 horas, administradas durante 48 a 72 horas, dependiendo de la condición del paciente.
  • Reducción posterior a la terapia de mantenimiento a 2 × 1 – 100 mg. No es necesario administrar dosis altas durante demasiado tiempo.

Variante 2 – Personas de edad avanzada que sufren de una baja tasa de metabolismo y menores de 40 años

Según los análisis y las observaciones en profundidad, las personas más jóvenes tienen más probabilidades de informar sobre agitación excesiva o arritmias. Esto se debe a una mayor capacidad de respuesta de los sistemas simpático y parasimpático, incluido el nervio vago. Por lo tanto, recomiendo usar la segunda opción hasta alrededor de los 40 años. Estas dosis más pequeñas en estas personas serán más que suficientes, ya que el rendimiento inmunológico e inmunológico es bastante alto.

Además, cuando el metabolismo es más lento (generalmente más de 70 años), damos:

  • 0 horas desde la contracción – dos dosis (200 mg)
  • dosis subsiguientes administradas cada 6 horas, administradas durante 48 a 72 horas, dependiendo de la condición del paciente.
  • Reducción posterior a la terapia de mantenimiento a 2 × 1 – 100 mg. No es necesario administrar dosis altas durante demasiado tiempo.

Variante 3 – Paciente mayor de 75 años

Tratamiento recomendado de amantadina 2×1 – 100 mg – durante 14 días (también asintomático – solo con una prueba positiva).

Tratamiento de mantenimiento

El tratamiento de dosis de mantenimiento debe durar un período de tiempo bastante largo. No hay una dosis perfecta para todos. La dosis podría ser cambiada según el caso. El tratamiento de mantenimiento suele durar de 7 a 8 días, pero a veces incluso de 10 a 14 días, dependiendo del tiempo en que uno estaba siendo afectado por la enfermedad y del momento en que se le haya suministrado la amantadina como parte del tratamiento.

En caso de que no haya una clara mejoría de la salud

Si el paciente no muestra una mejoría espectacular de su salud después de 48 horas y aún no se ha estabilizado, se puede sospechar que ya esté sufriendo algunas complicaciones, como la neumonía, por ejemplo. Dicho paciente debe ser examinado y absolutamente auscultado. Las lesiones que se detectan mediante la auscultación requieren un tratamiento con antibióticos, mejor si se administran dos antibióticos juntos, ya sea por vía intramuscular o intravenosa. Se administran esteroides, corticosteroides y heparina de bajo peso molecular (HBPM) según la afección clínica y la progresión de la neumonía. Cualquier lesión intersticial, visible gracias a los rayos Roentgen seccional, debe retroceder después del tratamiento con amantadina.

Como neumólogo, cuando tengo claros cambios de auscultación en la neumonía, no me atrevo a tratar con antibióticos orales, ni siquiera dos ‘porque puede ser posible’. Incluso con la administración simultánea de amantadina, esto no garantiza el éxito. Sí, la amantadina siempre suprime el virus, pero el tratamiento de la neumonía con antibióticos orales no siempre funciona. ¡Te lo advierto, en esta enfermedad no hay tiempo para eso! Tratamos con dos antibióticos por vía intramuscular o intravenosa porque la flora bacteriana después de los 40 años es mixta y la administración de un antibiótico en dosis bajas es ineficaz.

He escrito muchas veces antes que si no hay una mejora obvia después del tercer día, significa que ya hay complicaciones del virus. La amantadina tuvo el mismo efecto sobre el virus en todos los pacientes, es decir, inhibición y estabilización después de 48 horas. Reitero la necesidad de examinar y auscultar al paciente. Mencioné que muchos médicos que no son neumólogos no escuchan los cambios auscultatorios en los pulmones a baja intensidad. Y cuando están en la zona interlobar, son casi inaudibles. Ocurre que en unos pocos casos el paciente no presenta cambios auscultatorios a pesar de una neumonía muy extensa. Yo mis me sorprendí algunas veces, por ejemplo, hace dos días:

En mi opinión, la paciente ausculta sin cambios. Parecería que en una condición mediocre, pero en rayos X cambios infiltrativos muy extensos y avanzados en los pulmones. Por tanto, os vuelvo a pedir un diagnóstico absoluto de pulmón el día 3-4, en ausencia de un efecto espectacular en el tratamiento con amantadina. Si tenemos cambios auscultatorios, sabemos que el paciente tiene neumonía y sobreinfección bacteriana. De lo contrario, es necesaria una tomografía computarizada o al menos una radiografía de los pulmones. Las reacciones intersticiales en sí mismas retroceden muy rápidamente, ya que la eliminación del virus da como resultado una regresión completa de los cambios inflamatorios. Incluso si se ausculta al paciente antes de la administración de amantadina y se ausculta al paciente, se requieren 48 horas para la estabilización. Durante este período de transición, el virus puede estar activo y puede desarrollarse una neumonía activa.

COVID-19 Especificidad y tratamiento sintomático

En la mayoría de los casos, en la primera etapa de COVID-19 la mayoría de las lesiones se producen en el lado inferior derecho de los pulmones. Al igual que otras enfermedades, esta enfermedad también se trata sintomáticamente en toda su extensión. Todos los medicamentos se administran dependiendo de los síntomas. Siempre enfatizo que la amantadina no se administra como sustituto de ninguna otra cosa. El tratamiento sintomático no debe ser interrumpido, ya que la amantadina es un medicamento adicional, que impacta directamente el virus en sí mismo, que es el patógeno, inhibiendo su desarrollo.

Efectos secundarios

¡Atención! Tenga en cuenta que la aparición de una arritmia temprana requiere que se interrumpa el tratamiento con el uso de amantadina. Por mi propia experiencia puedo decir que el número de casos en los que hay un inicio de arritmia oscila entre 1 y 2 de cada 100 casos.

Efectos secundarios que no afectan al tratamiento

  • En la mayoría de los casos los pacientes sienten sequedad en la cavidad oral, lo que no constituye en modo alguno una contraindicación para el tratamiento. Al administrar el clorhidrato de amantadina, se recomienda dar a beber grandes cantidades de líquidos, de 3 a 4 litros, al menos en la primera etapa del tratamiento intenso.
  • Aproximadamente el 10% de los pacientes pueden experimentar ansiedad leve, agitación periódica o un trastorno del sueño en 3 a 5 días a partir de la aplicación del tratamiento.
  • En caso de un trastorno del sueño, se recomienda administrar un medicamento para dormir, que debe ser perfectamente suficiente. El cuerpo del paciente descansa en el sueño, recuperándose completamente en ese momento. Los síntomas disminuyen, o definitivamente no se intensifican por lo menos.

Administración de otros medicamentos

Bajo ninguna circunstancia dejamos de administrar a los pacientes los medicamentos que toman para tratar cualquier enfermedad crónica que padezcan. En caso de administrar medicamentos diuréticos fuertes, es necesario considerar la posibilidad de cambiar el esquema de tratamiento o renunciar al tratamiento con el uso de amantadina.

Especificidad de la enfermedad – Fallo circulatorio

En el punto de manifestación de la enfermedad, es decir, en el día 3/4 desde el comienzo de la enfermedad, muchos pacientes experimentan una disminución de la presión sanguínea y una leve y transitoria insuficiencia cardiocirculatoria. Estos pacientes no sufren de fiebre, y los síntomas de la enfermedad comienzan a disminuir. Al mismo tiempo, los pacientes muestran una menor tolerancia al esfuerzo físico, incluida la misma ambulación. Lo llamamos el tiempo de rebote, que tarda de 24 a 48 horas máximo.

Recomendaciones para pacientes después de la enfermedad

Muchos pacientes que ya han pasado por COVID-19 experimentan un fallo circulatorio parcial. Estos pacientes pueden funcionar como antes, pero en caso de un esfuerzo físico más largo y extenuante, pueden experimentar síntomas de una insuficiencia cardíaca. En casos como estos, se recomienda una recuperación de 3 a 4 semanas y una consulta cardiológica contingente.

Otras observaciones

¡Cuidado! Una exposición demasiado larga a la luz del sol durante el curso de los síntomas de COVID-19 puede resultar en un dramático deterioro de la condición del paciente en sólo unas pocas horas.

Observaciones particulares

El paciente no puede empezar o interrumpir el tratamiento por sí mismo. La amantadina es un medicamento de venta bajo prescripción médica. Hago un llamamiento a los médicos para que no hagan las prescripciones si no van a tratar la enfermedad. Si una receta un médico la hace por si hay un caso, se corre el riesgo de que en una situación crítica, al no contar con la ayuda de nadie, el paciente comience el tratamiento por sí mismo. El tratamiento sin la supervisión de un médico puede ser extremadamente peligroso.

Hay que tener en cuenta que cuanto antes se lleve a cabo el tratamiento de COVID-19, ¡mejor es! De esta manera el paciente no sufre ninguna complicación, o las complicaciones son muy insignificantes. Si los síntomas de la enfermedad indican que se trata de COVID-19, intervenimos inmediatamente, sin esperar los resultados de las pruebas, porque actualmente están disponibles tan tarde como después de varios días y los pacientes pueden ya desarrollar muchas complicaciones. La prueba debe ser tomada independientemente del tratamiento.

Método de tratamiento actual

La administración de antibióticos solamente no es eficaz para tratar la enfermedad. El tratamiento que se ha aplicado hasta ahora en todo el mundo no es un tratamiento causal, sino un tratamiento sintomático. No hay ninguna otra droga que trate a COVID-19 tan espectacularmente. El clorhidrato de amantadina introduce un cambio revolucionario en la materia, ya que hasta ahora es el único medicamento que inhibe directamente el desarrollo del virus y su impacto en el cuerpo.

Recibo muchas preguntas curiosas sobre la saturación de oxígeno. Estoy de acuerdo en que medir la saturación de oxígeno es útil de alguna manera y puede reflejar la gravedad de la enfermedad. Al mismo tiempo, las constantes mediciones del nivel por parte del paciente y las fluctuaciones periódicas aumentan el miedo y el miedo en muchos, lo que no es bueno para la psique del paciente y puede ser en parte importante para la eficacia del tratamiento. Debe tenerse en cuenta que si la enfermedad progresa de manera bastante severa, estamos lidiando con insuficiencia circulatoria e incluso con un pequeño esfuerzo, p. ir al baño, conduce a una disminución significativa a corto plazo de la saturación, lo que no indica ningún deterioro en la condición. Provoca fluctuaciones temporales desproporcionadas con el estado de salud.

En la medida en que tengamos la sospecha de que el virus puede estar todavía activo, la amantadina puede ser incluida en el tratamiento en cada etapa de la enfermedad, por ejemplo: el 10, 14 o incluso más tarde del día de la enfermedad (hasta donde la ciencia todavía tiene que determinar en el futuro). La administración tardía de amantadina no salvará la salud del paciente, pero puede salvar su vida.

INVITACIÓN – Capacitamos a médicos en el tratamiento de COVID-19 de forma gratuita

Como centro de diagnóstico e investigación, invitamos a médicos que deseen completar varios días de entrenamiento y ejercicios para el examen y tratamiento de pacientes ambulatorios infectados con SARS-CoV-2. La capacitación incluye, entre otras cosas, la práctica de la auscultación pulmonar, el diagnóstico y el uso de un régimen de tratamiento apropiado para pacientes con COVID-19 y síndrome post-COVID, incluido el uso de amantadina y medicación sintomática.

PUBLICACIÓN PREIMPRESA DISPONIBLE EN RESEARCHSQUARE

Włodzimierz Bodnar, especialista en enfermedades pulmonares, pediatra de NZOZ Optima en Przemyśl, Polonia


media@przychodnia-przemysl.pl

Las investigaciones y los informes sobre la amantadina proceden de todo el mundo:

  1. https://www.nature.com/articles/s41594-020-00536-8 – Estados Unidos
  2. https://www.researchsquare.com/article/rs-121743/v1 – Dinamarca
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8063946/ – Alemania
  4. https://www.nature.com/articles/s41392-021-00558-8 – China
  5. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33344913/ – Pakistán
  6. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S092485792030162X?via%3Dihub – Estados Unidos
  7. https://www.eurekaselect.com/183729/article – Turquía
  8. https://link.springer.com/article/10.1007/s43440-021-00231-5 – España y Mexico
  9. https://link.springer.com/article/10.1007/s40268-021-00351-6 – Estados Unidos y agregación de otros artículos
  10. https://www.researchsquare.com/article/rs-493154/v1 – Polonia, reporte de caso

Powiązane wpisy

Subskrybuj
Powiadom o
guest
0 Komentarzy
Inline Feedbacks
Przeglądaj wszystkie komentarze
Przychodnia Optima w Przemyślu
0
Podoba Ci się? Skomentujx
()
x